Preguntas y respuestas

Preguntas habituales

Consejos para hacer un buen transporte y/o mudanza

Cajas, transporte, seguros, inventarios… Conocer una serie de consejos para afrontar con éxito un transporte y/o mudanza es de gran utilidad. Al margen del tipo de mudanza que se afronte, hay un conjunto de pautas básicas comunes para evitar errores y ahorrar tiempo y dinero.

Planificar y organizar son los dos consejos principales para afrontar con éxito un transporte y/o mudanza. Evitar las prisas y las improvisaciones en este proceso, garantiza mejores resultados, minimizando los posibles problemas que conlleva un transporte y/o mudanza.

-Fecha. Es importante fijar una fecha para el traslado. Si se contrata una empresa de transporte y/o mudanza, hay que señalar una fecha concreta para el contrato del servicio. 

-Objetos. Es fundamental saber planificar qué objetos se van a transportar y/o mudar y aprovechar el transporte y/o mudanza para valorar cada cosa en su justa medida, evitando trasladar cosas obsoletas o que carecen de un valor o una utilidad real.

-Profesionales o por cuenta propia. Para hacer un transporte y/o mudanza se puede contar con los servicios de empresas profesionales que se encargarán tanto del embalaje como del traslado, carga y descarga; o apostar por hacerlo, por cuenta propia.

-Las circunstancias concretas de cada transporte y/o mudanza  (tiempo, presupuesto, volumen de enseres, distancias…) determinan que es lo más apropiado en cada caso.

En general, si se apuesta por el servicio profesional el transporte y/o mudanza será más cómodo y sencillo, evitándose riesgo en el traslado, por ejemplo, de objetos delicados o valiosos, ya que las empresas contratan seguros cuyas pólizas incluyen accidentes, roturas o posibles pérdidas.

-Objetos. Una vez decidido qué se va a transportar y/o mudar, es fundamental clasificar los objetos. Según tamaño y delicadeza es una buena forma de organizar.

-Forma de embalaje. Las cajas son la mejor forma de trasladar casi cualquier tipo de objeto. No obstante, es importante revisar los diferentes tipos de cosas que se tienen que trasladar: muebles, electrodomésticos, lámparas, alfombras… para organizar correctamente la mejor alternativa para protegerlos y evitar accidentes, roturas o desperfectos en el traslado.

Si se contrata una empresa de transportes y/o mudanzas, es fundamental saber qué tipo de seguro se hará a los objetos incluidos en la mudanza y, sobre todo, qué riesgos están incluidos en las coberturas de la póliza suscrita.

-Tiempo necesario. Los transportes y/o mudanzas conllevan tiempo y dedicación exclusiva para realizarse con éxito, la mejor forma de afrontar un traslado es hacerlo con la agenda libre de otras obligaciones y dedicándose sólo a ello.

-Inventario. Organizar el transporte y/o mudanza a través de inventarios es la mejor forma de ahorrar tiempo y evitar pérdidas. Tanto al recoger los enseres como a la hora de desempaquetar y reubicarlos; contar con inventarios pormenorizados de todos los paquetes y de su contenido, supone una ventaja. Las cajas y bultos, por su parte, deben estar correctamente etiquetados de una forma clara y práctica.

-Tareas administrativas. Un transporte y/o mudanza supone abandonar un espacio y llegar a otro nuevo. Hay que organizar con tiempo la baja en los suministros principales, luz y agua, y su alta en el nuevo lugar.

El seguro del inmueble es otro detalle muy importante a revisar, es necesario informarse sobre cuál es la forma correcta y más ventajosa: dar de baja el seguro antiguo y contratar otro nuevo, o valorar la posibilidad de modificar la póliza. Es imprescindible ponerse en contacto con la compañía de seguros para no correr riesgos o pérdidas de coberturas en el transporte y/o mudanza.

Con una adecuada organización y planificación, de acuerdos con lo detallado en estos consejos para afrontar con éxito un transporte y/o mudanza, un traslado no tiene porqué ser un trámite costoso ni estresante.

Consejos sobre los seguros en en transporte y/o mudanza

A la hora de contratar un transporte y/o mudanza, una de nuestras inquietudes puede ser desconocer hasta qué grado estamos cubiertos si ocasionalmente ocurriesen desperfectos. Esta es una de las ventajas de contratar una empresa de transportes y/o mudanzas profesional, pues te ofrecerán pólizas de seguro para cubrir riesgos fortuitos sobre tus pertenencias. Sin embargo, si contratas una empresa ilegal o de escasa solvencia, ya puedes olvidarte de tener cualquier tipo de cobertura.

Ten en cuenta que, por lo general, el seguro de tu vivienda no cubre los traslados en los transportes y/o mudanzas, así que es muy recomendable contratar un seguro aparte. Ahora bien, conviene informarse bien sobre los distintos tipos de pólizas que puedes contratar y cuál es la que te ofrece tu compañía.

La ley obliga a las empresas de mudanzas a contratar este seguro, así que asegúrate de que la empresa que contratas dispone de él. Este seguro cubre los desperfectos que puedan ocasionarse en los bienes inmuebles (arañazos en la pared, daños en el ascensor de la vivienda, desperfectos en el suelo, el portal etc.) y suele cubrir hasta 400.000€. Cabe destacar que este seguro no cubre ninguna de tus pertenencias personales.

Para desperfectos que se puedan ocasionar a tu mercancía durante el transporte de una vivienda a otra.  Suele cubrir hasta los 9.000€ y no se le cobra ningún gasto extra al cliente. Pero el detalle más importante que debes conocer es que, en esta modalidad, las compañías de seguros tasan por peso. Un precio habitual suele estar en los 4.5€ por kg., lo que resulta en la mayoría de los casos insuficiente y suele provocar la sorpresa y el enfado por parte del asegurado. Pongamos un ejemplo: Si tu ordenador valorado en 2.000€ sufre algún daño, la compañía de seguros te ofrece  entre 4.5€ y 9€ dependiendo del peso, ya que difícilmente sobrepasará el kilo y medio. Por ello se recomienda el seguro específico.

Permite que asegures tus enseres en base a su valor actual de mercado en lugar de respecto a su peso. Deberás proporcionar a laempresa de mudanzas una relación con el valor actual de cada pieza o en su defecto, con el valor de compra y el año de adquisición. Especialmente en lo referente a la tecnología, este valor disminuye en cortos espacios de tiempo.

Pueden ofrecerte diversas primas para tu mudanza, así que es conveniente informarse bien de la cobertura exacta que estamos contratando. Todos los transportes y/o mudanzas tienen una prima inicial de 9000€ por viaje ( según compañía aseguradora ), teniendo la posibilidad de acogerse a un seguro de todo riesgo en concepto de declaración de valores. Un ejemplo podría ser éste: Del valor total de su mercancía, el cliente pagará un 1% para la contratación del seguro. Es decir, si has valorado tu mercancía en 9.000€, tu pagarás 90€  en concepto de seguro al contratar tu transporte y/o mudanza; pero en caso de que ocurra algo, tus enseres estarán cubiertos por su valor real.

En cualquier caso, es importante informarse bien sobre las condiciones e imprescindible cumplimentar y firmar el documento Relación Valorada junto alcontrato detransporte y/o mudanza, si pretendes luego tener la cobertura coherente con la prima que has pagado. Por ejemplo, si el propietario de un coche con seguro obligatorio tiene un golpe sin contrario, no puede pretender que la compañía de seguros le cubra como si tuviera su coche asegurado a todo riesgo. Pues bien, en los transportes y/o mudanzas ocurre lo mismo: Si no contratas cobertura específica en base al valor declarado, no puedes pretender estar cubierto a nivel superior al riesgo contratado. Esto quiere decir que es muy importante reflejar una valoración real para no caer en la posibilidad de infraseguro, pues existen casos en los que por intentar ahorrar en el momento del transporte y/o mudanza, se declaran valores inferiores sobre los enseres, pero las compañías de seguros sólo indemnizan en base a la prima contratada y al valor declarado en cada póliza específica.

Hay que tener en cuenta también que, si una vez realizado el transporte y/o mudanza detectas cualquier incidencia, tendrás que seguir las premisas que marcan las aseguradoras y que habrá unos plazos de recepción de documentos, estudio de los detalles, peritajes ocasionales, posibles franquicias  y/o ciertos trámites específicos y gestiones que implementar  para solucionar el caso.

Otro aspecto a destacar es el seguro de los vehículos que viajan junto con el transporte y/o mudanza, pues normalmente el seguro de nuestro coche no cubre el transporte en los transportes y/o mudanzas. En este sentido, al parecer, ninguna empresa de transporte y/o mudanzas tiene seguro de cobertura para el transporte de vehículos de sus clientes.

De cualquier manera, lo más importante es recurrir siempre a empresas profesionales que te ofrezcan seguridad y un background de experiencia solventepara poder ofrecerte la información correcta y la cobertura que más se ajuste a tus necesidades.

PHP Fatal error: Internal zval's can't be arrays, objects or resources in Unknown on line 0